Liverpool 2 - Everton 1

El Liverpool se impuso en el derbi ante el Everton por 2-1 con lo que incrementa notablemente sus opciones de entrar en la zona de la Liga de Campeones.

El derbi disputado en Anfield Road dejó un bonito espectáculo sobre el campo, gracias a la entrega de ambos conjuntos, circunstancia que dejó cuatro jugadores del equipo de Benítez lesionados, entre ellos Fernando Morientes y Luis García.

Stephen Warnock fue el primero en abandonar el terreno de juego por culpa de una lesión en su tobillo, que no reviste mayor gravedad que una fuerte contusión, según aclaró la propia radiografía realizada al jugador.

Mayor seriedad presenta la lesión de Didi Hamann, que tuvo que retirarse del césped de Anfield Road debido a un problema con el ligamento interno de su rodilla. El siguiente en caer fue el español Fernando Morientes, por molestias en el muslo.

Aún se cebó un poco más la suerte con la escuadra de Benítez, cuando, a escasos minutos para el final, Luis García sufrió una dura entrada en su tobillo que le dejó K.O durante unos minutos, pero los tres cambios realizados ya por el técnico español, obligaron al ex blaugrana a continuar en el partido.

"Quizás estén todos fuera entre dos y tres semanas", declaró el propio entrenador, Rafa Benítez al término del encuentro y sabiendo de primera mano la gravedad de las lesiones de sus jugadores.

Para colmo de males, Milan Baros se autoexpulsó con el partido casi finalizado tras una fea entrada a un jugador rival. La tarjeta roja directa supondrá que los próximos tres encuentros el jugador checo no podría vestirse de corto.

Más problemas para Benítez, que pierde para la próxima jornada a cuatro o cinco jugadores, pero a pesar de todo no pierde el humor. "Si seguimos con estos problemas, al final tendré que jugar yo. trataré de entrenarme bien", bromeó.