Turquía podría prohibir la entrada a los aficionados que no tengan entrada para la final

Los seguidores del Liverpool y del AC Milan que no tengan localidad para la final del próximo 25 de mayo de la Liga de Campeones en Estambul podrían tener prohibida la entrada en la ciudad otomana.

La policía británica e italiana ayudará a las autoridades turcas en el aeropuerto de Estambul para asegurarse de que los 'hooligans' y 'tifosi' no puedan entrar en el país. "Si a la policía no les gusta su cara serán devueltos a su país", aseguró el consejero del alcalde de Estambul, Sami Colgecen.

Para evitar el enfrentamiento y el cruce de ambas aficiones por las calles de Estambul, cada afición llegará al estadio en autobuses desde lugares diferentes. Así, los seguidores del Liverpool lo harán desde la plaza de Taksim, mientras que los 'tifosi' lombardos lo harán desde el distrito histórico de Sultanahmet.

Aproximadamente 2.000 guardias de seguridad privada estarán vigilando en el estadio Ataturk duante el encuentro, mientras que también estarán infiltrados 1.000 policías secretos en el estadio, según informó Colgecen. "En términos de seguridad se han tomado todas las medidas", añadió el alcalde Kadir Topbas.