Gerrard quiere más

Tan sólo 50 días después de levantar el máximo trofeo continental de clubes, tras un histórico partido contra el AC Milán en Estambul, el jugador inglés prepara el partido que esta noche enfrenta a su equipo contra el Total Network Solutions FC escocés en la primera ronda de clasificación. "Creo voy mejorando cada año", declaró Gerrard.

La recompensa de Gerrard, a sus 25 años, ha sido la renovación de su contrato por cuatro temporadas. La entrega y el duro trabajo realizado para el equipo han dado los frutos esperados. El centrocampista seguirá asumiendo la capitanía de los reds.

"Intento trabajar duro y aprender lo máximo posible", dijo Gerrard a uefa.com. "He intentado mejorar todos los aspectos de mi juego. Adoro el fútbol y trato de aprender cada día para llegar a mi nivel más alto".

En las últimas semanas la prensa acosaba con el interés del Real Madrid CF y el Chelsea CF por el jugador. Se llegó a dar casi por hecha, la pasada semana, su contratación por el club de Londres, pero al final el sentimiento por los colores acabaron convenciendo al joven inglés, que llevaba en el Liverpool desde los ocho años.

Gerrard está convencido de que el triunfo en la UEFA Champions League es sólo el inicio de una larga y exitosa etapa para el club de Anfield: "me encanta marcar goles. Hacerlo en la final de la Champions fue grandioso, pero lo más importante es que nos llevamos la copa".

"No me puedo relajar. Es difícil. Cuando salgo del campo de entrenamiento, trato de olvidarme de lo que ha sucedido, paso tiempo con mi familia, y hago cosas para relajarme, pero es difícil. Estoy pensando en fútbol las 24 horas al día, soñando con ganar".

"No me imaginaba, cuando empecé a jugar al fútbol, que estaría sentado aquí como un campeón de la Champions League. Pero cada entrenador con el que he trabajado me ha dado su confianza, ellos creen que puedo ser un buen jugador. Y yo he tratado de aprender lo máximo que puedo de los diferentes jugadores con quien he jugado y con los diferentes entrenadores".

Rafael Benítez es el último entrenador del Liverpool que ha brindado su experiencia para llevar al jugador que será uno de los jugadores clave de Inglaterra en la próxima Copa Mundial de la FIFA, asumiendo que Inglaterra clasificará.

"Me ha hablado de mi papel sobre el terreno de juego. Quiere que juegue de manera más inteligente. Hemos visto cintas juntos y le pregunto todos los días sobre que quiere que yo haga, en que quiere que yo mejore".

Sin embargo, ni Benítez, ni los demás entrenadores que le han ayudado a afilar sus habilidades, pueden decir que conocen su talento mejor que su padre. "He trabajado con un montón de buenos entrenadores, y he jugado con algunos jugadores fantásticos. Sin embargo, fue mi padre el que me compró mis primeras botas de fútbol, los balones y las porterías. Fue él quien me pagó los viajes, que me llevó de aquí para allí, a cualquier lado. Si no fuera por mi padre, yo no estaría sentado aquí".

"Él me ha visto en todos los partidos, juveniles y profesionales, y siempre ha estado ahí desde que le di la primera patada a una pelota. También estuvo en la final de la Champions League y probablemente ha sido la persona más importante en mi carrera. Incluso él dice que fue mejor que yo, ¡pero no hay cintas para demostrarlo!".