Anderlecht 0 - 1 Liverpool

La segunda victoria fuera de casa del Liverpool FC en el Grupo G de la UEFA Champions League les ha dado a los actuales campeones una excelente oportunidad de clasificarse para los octavos de final de la competición. Una volea, a los 19 minutos, del delantero Djibril Cissé condenaba al RSC Anderlecht a su tercera derrota por 1-0 en el grupo, extendiendo su negativo record en casa en las diferentes fases de grupos de esta competición a diez derrotas consecutivas.

Rafael Benítez le otorgaba a Sami Hyypiä su 53º partido consecutivo europeo saliendo desde el inicio, dentro de un sistema bastante conservador del entrenador madrileño (4-5-1) con Cissé como el único ariete del equipo inglés. El Anderlecht, por su parte, realizaba tres cambios: Hannu Tihinen regresaba tras su enfermedad, dejando en el banquillo a Lamine Traoré, mientras Bart Goor y Pär Zetterberg reemplazaban a Fabrice Ehret y Walter Basseggio, respectivamente.

Goor entraba de manera inmediata en el encuentro, combinando magníficamente bien con Christian Wilhelmsson después de una gran jugada, pero José Manuel Reina abortaba la primera gran ocasión del encuentro salvándola con las rodillas.

Gradualmente, el equipo visitante empezaba a encontrar su juego, con Dietmar Hamann perdonando ante la portería belga, antes de que Luis García desaprovechase una ocasión de oro a los 13 minutos, con un disparo que salía por encima del larguero de Anderlecht tras una perfecta asistencia de Riise. Con mucho espacio por la izquierda, Riise fue un peligro constante para la defensa belga. El noruego disparaba con su pierna 'mala', la derecha, unos minutos más tarde, pero su excepcional lanzamiento era bien desviado por bajo por Silvio Proto.

Esa ocasión fue la antesala del gol de la victoria para los 'diablos rojos' a los 19 minutos, ya que tras un gran lanzamiento de corner ejecutado por Hamann, el balón le llegaba a Cissé, que de excepcional volea, anotaba su noveno gol esta temporada en las filas del Liverpool.

El segundo gol pudo llegar de una forma similar al de Cissé. De nuevo, un saque de esquina ponía en serios problemas a la defensa local, pero en esta ocasión, el guardameta Proto realizaba una gran intervención para salvar una clarísima oportunidad de Djimi Traeré. Goor le dio la mejor ocasión al Anderlecht para igualar el encuentro antes del descanso, recogiendo un buen control de cabeza de Mbo Mpenza, pero el balón salía fuera por muy poco.

Riise, convertido en un puñal por banda izquierda, también gozaba de una gran oportunidad en la segunda parte, pero su volea no encontraba los tres palos de la portería belga. Al momento, el Anderlecht respondía con un disparo de Anthony Vanden Borre que forzaba a Reina a realizar una gran intervención.

El encuentro se convirtió en un 'toma y daca' a partir de entonces, con el Anderlecht desesperado por lograr su primer gol en esta fase de grupos, e intentando explotar el hueco que dejaba Riise por banda derecha debido a sus numerosas incursiones en ataque. Un síntoma del cambio de actitud de los hombres de Frank Vercauteren fue la sustitución de Bassegio por Yves Vanderhaeghe. El equipo local volvía a tener una gran oportunidad en sus botas cuando un centro de Christian Wilhemsson era despejado por Jaime Carragher y, posteriormente, el centrocampista sueco disparaba con peligro sobre Reina.

Pero el Liverpool no se daba por vencido con ese dominio del conjunto belga, y Cissé tuvo el 0-2 gracias a un buen remate de cabeza que salía fuera por centímetros, después de un envío desde banda izquierda, de quién si no, del infatigable Riise.

El Anderlecht empezó a desaparecer del encuentro, aunque otro error de Vanden Borre en el segundo palo frustraba las ilusiones de los aficionados belgas de lograr un empate ante el actual campeón de Europa. A 15 minutos del final, los entrenadores empezaron a mover los banquillos. Harry Kewell hacía su primera aparición en Champions desde la final de mayo pasado reemplazando a Cissé, mientras el Anderlecht agotaba sus cambios haciendo acto de presencia el delantero turco Akin Serhat en lugar de Olivier Deschacht.

Un brillante Proto salvaba del segundo a su equipo tras una ocasión de Sissoko, que continuaba poniendo como objetivo la portería belga con un Luis García negado toda la noche de cara a gol, incluso en los minutos finales. Sin embargo, el Liverpool lograba la victoria con el solitario gol de Cissé, encaramándose a lo más alto del Grupo G, y empatando a puntos (7) con el Chelsea FC. Cuatro por debajo se sitúa ya el Real Betis Balompié, mientras que al Anderlecht, con cero puntos, sólo le queda pelear por lograr la tercera posición y meterse en la Copa de la UEFA.