Manchester City 0 - Liverpool 1

Con un partido trabado y sin grandes ocasiones de gol, el conjunto entrenado por Rafa Benítez consiguió imponerse al Manchester City por la mínima, 0-1, en un encuentro falto de ritmo y de juego donde los "reds" controlaron el balón durante los 90 minutos.

Los locales no dieron muestras en ningún momento de poder llevarse los tres puntos, a diferencia de lo sucedido la temporada anterior donde se impusieron por 1-0, y entregaron desde el primer minuto la posesión a un Liverpool, que bien posicionado sobre el terreno de juego y sólido en defensa desdibujó a un Manchester City incapaz de acercarse con peligro a la portería defendida por Reina.

Pese la superioridad táctica del Liverpool, ésta no se plasmó en el campo hasta el final de la primera parte. Las llegadas con peligro a la portería de James fueron escasas y Peter Crouch continuó fallando ocasiones y con su cuenta goleadora a cero desde que es jugador del Liverpool.

No fue hasta la segunda parte cuando los visitantes despertaron con Steven Gerrard como motor del equipo y se volcaron al ataque. En el minuto 61 el noruego Riise marcaba el gol de la victoria, brindadon al entrenador español la oportunidad de celebrar su partido número cincuenta al frente del conjunto inglés con una nueva victoria, la segunda fuera de casa.

Un nuevo triunfo, el cuarto consecutivo, que de nuevo proporciona aire al cuerpo técnico y a los jugadores y que situa al equipo cada vez más cerca de los puestos que dan derecho a disputar competiciones europeas.